Edward Lauterbach: Primer director de la American Railroad Co. of Porto Rico

4 08 2011

Encontré por primera vez una referencia a Edward Lauterbach en el artículo del New York Times ‘A Porto Rican Railway’, que daba la noticia sobre la incorporación de la American Railroad Company of Porto Rico para hacerse cargo de las operaciones ferroviarias del circunvalación de Puerto Rico. Dicho evento, como reseñáramos anteriormente, tuvo lugar el 10 de mayo de 1902. Una consulta rápida a los récords del Departamento de Estado de Nueva York confirma esta información (curiosamente, la entidad corporativa aún figura como activa) y nos ofrece la siguiente información de contacto, en caso de que deseemos comunicarnos con la compañía:

EDWARD LAUTERBACH (1ST DIRECTOR)
22 WILLIAM ST.
NEW YORK, NEW YORK, 10005

De acuerdo a la exigua información disponible en línea, Edward Lauterbach fue un conocido abogado y político neoyorquino muy relacionado a grupos de inversiones ferroviarias. Según ‘Prominent and Progressive Americans‘, nació en la ciudad de Nueva York el 12 de agosto de 1844. Su área principal de práctica era el derecho corporativo, y su bufete, Hoadley, Lauterbach & Thompson, parece haber sido bastante reconocido en su época. Sobre su trabajo con compañías ferroviarias, expone el mismo libro:

“In addition to his other practice, Mr. Lauterbach is a prominent figure in railroad circles as an organizer. He was instrumental in bringing about the consolidation of the Union and Brooklyn Elevated roads, and the creation of the Consolidated Telegraph and Electrical Subway, and was concerned in the reorganization of many railroads. He is counsel for and a director of a number of street surface railroads, among others the Third Avenue system.”

Sin embargo, las tácticas para lograr sus fines parecen no haber sido siempre ‘muy santas’, como veremos más adelante. En la esfera política, El señor Lauterbach presidió por algunos años el Comité Republicano de la Ciudad de Nueva York, y sirvió además en el Comité Republicano del estado. Fue delegado en la Convención Nacional del Partido Republicano celebrada en St. Louis en 1896. También estuvo activo en la esfera cívica, donde entre otras cosas, sirvió como síndico de un orfanato, el ‘Hebrew Asylum’, entre 1882 y 1921.

En 1884, el licenciado Lauterbach pasó a formar parte de la junta de directores del “Brooklyn Elevated Railroad.” Esto tras una reorganización de la compañía, cuyos activos habían sido adquiridos por un comité de acreedores encabezado por Frederick Uhlman. Tras la reorganización, se culminaron los trabajos de la línea, que se encontraba bajo construcción, y comenzó el servicio. Esta fue la primera línea de tránsito rápido que sirvió a Brooklyn.

Hacia 1886 encontramos a Lauterbach desempeñándose como abogado del “Third Avenue Railroad“, una compañía dedicada al transporte urbano que construyó un sistema de tranvías tirados por cable. Decisión que luego vendría a ser lamentada por su gran costo y dificultades técnicas, a raíz de lo cual se adoptó finalmente un sistema electrificado. En 1900, Lauterbach aparece en una nota del New York Times negando que dicha compañía se encontrara en camino a una reorganización.

En 1893, figura como director y presidente de la Alabama Great Southern Railroad Co., de acuerdo al Manual de Ferrocarriles de EE.UU., Vol. 27.

Quizá el cuadro menos halagador de Edward Lauterbach lo encontramos en la biografía de otro Edward; el legendario ejecutivo ferroviario E. H. Harriman, presidente del comité ejecutivo de Union Pacific y presidente de Southern Pacific.

De acuerdo a la misma, en 1901 el especulador de Wall Street James R. Keene concibió un esquema para comprar gran parte de las acciones de Southern Pacific, elegir directores y presionar al Sr. Harriman para que la compañía comenzara a pagar dividendos en lugar de reinvertir en mejorar su equipo y operaciones. En primer lugar, Keene intentó sobornar al Sr. Harriman ofreciéndole parte de las ganancias, pero como este no cedió formó un ‘pool’ de inversionistas para adquirir la mayoría de las acciones y sacar a Harriman de la presidencia de la compañía.

El plan era iniciar una acción legal alegando que Southern Pacific tenía más que suficiente dinero para comenzar a pagar dividendos regulares, pero que los directores de Union Pacific, que estaban en control de la junta, estaban usando ese dinero en beneficio de su propio ferrocarril. Entonces, los administradores del ‘pool’ solicitarían un interdicto para evitar que Union Pacific pudiera votar con sus 750,000 acciones de Southern Pacific en la próxima asamblea de accionistas. De esa forma podrían elegir directores afines, echar a Harriman y comenzar con la paga de dividendos. Luego, cuando aumentara el valor de las acciones, los miembros del ‘pool’ las venderían y se quedarían con la ganancia.

Edward Lauterbach era el abogado de James R. Keene durante esa operación, y lo fue subsecuentemente del ‘pool’ de inversionistas que trató de ejecutar el plan para sacar a Harriman. Según el affidavit de Harriman en el caso, Lauterbach y David Lamar intentaron sobornarlo ofreciéndole parte de las ganancias para que accediera a sus acercamientos. El plan de Keene finalmente no prosperó y Harriman se mantuvo delante de Southern Pacific. Como dato curioso, el otro abogado del ‘pool’ era el Senador Foraker, de Ohio (sí, ese Senador Foraker). Todo esto transcurrió entre 1901 y 1903, contemporáneamente con la participacion del señor Lauterbach en la organización de la American Railroad Company of Porto Rico.

De una nota del Washington Post del 21 de marzo de 1911, surge que el Sr. Lauterbach era dueño de una servidumbre ferroviaria entre Drum Point y la vía del Chesapeake Beach Railway, y que había estado en conversaciones con el dueño del mismo para extenderlo hasta Drum Point. Sin embargo, el dueño de ese ferrocarril murió antes de que el plan pudiera ejecutarse.

Hacia junio de 1913, el nombre de Lauterbach vuelve a aparecer vinculado a un escándalo. Robert S. Lovett, entonces presidente del comité ejecutivo de Union Pacific denunció ante un comité del Senado federal que estaba siendo víctima de llamadas extorsivas en las que se le reclamaba que nombrara al Sr. Edward Lauterbach como abogado de la compañía. Se aduce también que el Sr. Lauterbach ofrecía como servicio su influencia sobre ciertos políticos que podrían “causar problemas a los intereses ferroviarios” y los cuales en virtud de su relación “solo él podía evitar”.

Edward Lauterbach falleció en su casa de Nueva York, el 4 de marzo de 1923, a los 78 años de edad.

Referencias:

A Porto Rican Railway. (1902, May 11). The New York Times. Retrieved from http://query.nytimes.com/mem/archive-free/pdf?res=FB0611F73B591B728DDDA80994DD405B828CF1D3

Chesapeake Beach Railway in 1911. (2011, March 1). Calvert Historical Society Blog. Retrieved from http://calverthistory.wordpress.com/2011/03/01/chesapeake-beach-railway-in-1911/

Edward Lauterbach, Lawyer, Dies at 78.  (1923, March 5). The New York Times. Retrieved from http://select.nytimes.com/gst/abstract.html?res=F10916FB3D5416738DDDAC0894DB405B838EF1D3

Honor Lauterbach for Aid to Orphans. (1921, November 14). The New York Times. Retrieved from http://query.nytimes.com/mem/archive-free/pdf?res=F60B15F83F551A738DDDAD0994D9415B818EF1D3

Kennan, George. (1922). E.H. Harriman: A biography in two volumes. Boston & New York: Houghton Mifflin Co. Retrieved from http://www.archive.org/details/ehharrimanabiogr019458mbp

Lovett Names Lauterbach. (1913, June 26). The New York Times. Retrieved from http://query.nytimes.com/mem/archive-free/pdf?res=F40C17F73B5813738DDDAF0A94DE405B838DF1D3

New York Tribune. (1904). Prominent and progressive Americans: An encyclopædia of contemporaneous biography, Volume 2. Retrieved from http://www.archive.org/details/prominentprogres01harr

Third Avenue Railroad. (1900, January 14). The New York Times. Retrieved from http://query.nytimes.com/mem/archive-free/pdf?res=F70E1FFA395D12738DDDAD0994D9405B808CF1D3

Thompson, J. (2002). Cable Car Lines in New York and New Jersey. http://www.cable-car-guy.com/html/ccnynj.html#top

Poor, H.V. (1894). Manual of the Railroads of the United States. Retrieved from http://books.google.com.pr/books/reader?id=XaooAAAAYAAJ&hl=en&printsec=frontcover&output=reader

Walker, James B. (1918). Fifty Years of Rapid Transit. New York: Law Print. Co. Retrieved from http://www.nycsubway.org/articles/fifty_years_19.html